ESTUDIO DE CAMPO SILLA ON

 

Estudio sobre el impacto del movimiento tridimensional en el rendimiento de la concentracion y del bienestar

 

Introducción

 

En la discusión de la modificación razonable y apropiada de los puestos de trabajo en la oficina, se trata, desde hace mucho tiempo, de la realización de un diseño más activo y un movimiento intensivo. La falta de ejercicio y la inactividad física son considerados factores de riesgo para la aparición de diversas enfermedades como la obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, así como enfermedades musculares y óseas (Manson et al, 2004;. Hamilton et al, 2008;. Owen et al, 2009.; Thorp et al., 2009). La incorporación del movimiento a la vida laboral cotidiana es de una gran importancia en materia de salud y por lo tanto de importancia socio-económica. Estudios demuestran que un sentado inmóvil en el puesto de trabajo empeora el estado de salud a largo plazo. El efecto negativo de esta larga sesión de sentado no se puede compensar con el movimiento después de las horas de trabajo. (Vlahos, 2011; Judson, 2010). El estudio de laboratorio "nuevo movimiento en el puesto de trabajo - la investigación de los efectos biomecánicos de un nuevo sistema de asiento de silla de oficina" (2009) del Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte mostró que el movimiento en tres dimensiones de la silla de oficina ON de Wilkhahn le devuelve al cuerpo humano la libertad de movimiento en aspectos fisiológicos y anatómicos, incluso cuando se está sentado: ON ofrece al cuerpo un nuevo rango de movimientos más diverso. Se trata de más salud. En estudios anteriores se confirma el efecto positivo del ejercicio sobre la cognición y el bienestar. Por lo tanto, se examinó el rendimiento cognitivo de, por ejemplo, personas mayores en términos de su actividad física. Aquí, los autores señalan que los físicamente más activos logran mejoresresultados cognitivos (véase, Abbott et al, 2004; .. Albert et al, 1995; al Laurinet, 2001;. Lytle et al, 2004;. Weuve et al. , 2004, Yaffe et al, 2001). También, hoy en día, el principio del "descanso activo" para los niños y los jóvenes es un término común para aumentar y mejorar la atención cotidiana en el colegio.(véase, Dordel, 2003).

Por otra parte, la interacción positiva entre el ejercicio y el bienestar se ha confirmado en repetidas ocasiones por numerosos estudios (véase, Neumann y Frasch, 2007; lana y Bos, 2004).  Movimiento en tres dimensiones de la silla ON, en comparación con la sillería de oficina convencional, mejora significativamente la capacidades cognitivas y el bienestar en el puesto de trabajo en la oficina.

 

Metodología

 

De los objetivos se derivan las siguientes preguntas: ¿se puede mejorar la atención y la concentración en el puesto de trabajo en la oficina con un sentado con movimiento tridimensional? ¿proporciona un sentado con movimiento tridimensional una mayor comodidad en el puesto de trabajo? y, por lo tanto, ¿puede influir en el bienestar habitual subjetivo? El Centro de Salud ha desarrollado posteriormente un enfoque metódico, ofreciendo un aspecto básico y científico de los efectos del sentado dinámico tridimensional en relación a la habilidad de concentración, atención y el bienestar subjetivo.

El estudio de campo se llevó a cabo en un gran complejo de oficinas de la Seguridad Social (AOK) en Colonia durante un período de doce semanas. Se incluyó a 80 sujetos (42 mujeres y 38 hombres) de edades comprendidas entre 23 y 59 años (edad promedio 43 años). El espectro de grados educativos cubre un seis por ciento de la escuela básica, un 36 por ciento de certificado de estudios secundarios, el 22 por ciento de escuelas técnicas, 34 por ciento con bachillerato y un dos por ciento con graduado universitario. Los sujetos fueron divididos en dos grupos de 40 personas (grupo de intervención y grupo de control). Los participantes realizaron las actividades habituales que realizan sentados, desde cosas sencillas a complejas tareas.

La intervención en el grupo experimental fue exclusivamente la de sustituir su antigua silla de oficina por las sillas de oficina ON. Así, el grupo experimental, realizó a partir de la segunda semana después del comienzo del estudio, su trabajo diario en la silla de oficina giratoria ON, mientras el grupo de control siguió trabajando en sus sillas habituales. Para determinar la concentración de rendimiento intelectual se utilizo el test de “rendimiento de concentración adaptivo de Francfort” (FAKT II, Testform FAKT-S). En términos de ejecución, el análisis y la interpretación del proceso es totalmente objetivo. Todos los resultados se calculan automáticamente y se imprimen. La hoja de resultados contiene el valor de potencia de concentración, el valor de la precisión de la concentración, el valor de concentración y los rangos percentiles de homogeneidad (también llamados valores estándar) para los tres valores de la prueba. Estos muestran cómo el grupo de ensayo y el grupo de control están en relación con la referencia estadística


 

Tabla 1: ilustración de la estadística de referencia para la clasificación de percentiles y la frecuencia

La prueba de concentración se llevó a cabo en ambos grupos sobre las 15 horas (± una hora), es decir, en la cota más baja diaria del nivel general de rendimiento. Debido a la activación inducida por el movimiento, se puede esperar del metabolismo, en este momento, la influencia más fuerte sobre el desempeño de concentración. Aquí también los potenciales socio-económicamente son interesantes, si se consigue, pues se puede reducir la caída del rendimiento en el trabajo de oficina en la segunda mitad del día.


 

Cuadro 1: esquema de la preparación fisiológica durante el día (de acuerdo a Hildebrandt et al 1998).

Las siguientes pruebas se llevaron a cabo y se evaluaron:

- Pruebas de concentración y de atención en el momento más bajo del bioritmo diario, realizadas al comienzo (antes de uso de ON) y al final del estudio de campo (FAKT II).

- Encuestas recurrentes estandarizadas, generales sobre el bienestar subjetivo para evitar una distorsión del estudio con factores externos.

- Encuestas recurrentes periódicas sobre la actividad física, efectos y experiencia de sentado basados en el contexto del sentado.                                    

 

Resultados

 

Rendimiento de la concentración

 

La prueba de adaptación de concentración FAKT II se lleva a cabo en dos mediciones distintas. La primera es antes del uso, durante once semanas, de la silla ON por el grupo de intervención. La segunda medición se hace doce semanas después.Para el análisis estadístico y la presentación se utilizan los valores medios de los estándares para cada parámetro. Solo se utilizan resultados de los sujetos de control, que han hecho el test de entrada y el test del resultado final. [grupo de intervención, n = 26, grupo de control n = 25].


 

Cuadro 2: concentración promedio de rendimiento de los usuarios de la silla ON en la prueba inicial y final. Se muestran en cada caso, el promedio y los errores estándar.

Se aprecia que los usuarios de la silla ON han mejorado significativamente en las tres áreas después de doce semanas (concentración, precisión y homogeneidad). El rendimiento de la concentración se eleva desde un valor de índice inferior a la media de 22,2 a un valor promedio de 49,5. En la precisión de la concentración, los participantes mejoran de un valor promedio de 55,2 a un valor promedio de 87,3. También en el parámetro de prueba de homogeneidad de la concentración se muestra una mejora de un valor de la media más baja (38,1) a un valor que se encuentra en la media superior (74,0).


 

Cuadro 3: valor promedio del rendimiento de concentración del grupo de control en la prueba inicial y final.Se muestran el promedio y los errores estándar.

 La evaluación de la prueba de concentración en el grupo de control muestra que éstos han mejorado ligeramente en un promedio mínimo en la concentración (de 20,4 a 23,2), pero en ambas mediciones están por debajo de la calificación media o están en la parte inferior de la media más baja. La precisión de la concentración se deteriora en el promedio durante la prueba final, de 67,5 (media alta) a 48,8 (promedio). Los parámetros de la prueba de homogeneidad en la concentración mejoraron de 38,5 (promedio bajo) a 49,6 (promedio). Así, el grupo de control está en todas las áreas o bien en la media o por debajo de la misma.

Debido a la hora de la medición realizada en el punto más bajo del biorritmo en el día (15 horas (± una hora)), el rendimiento de la concentración en ambos grupos antes de la intervención, como era de esperar, está en el promedio o por debajo del mismo. En el grupo de intervención, equipado con la silla ON y después de doce semanas, se observa un aumento significativo en los tres parámetros del rendimiento concentración (Cuadro 2). Esto significa que los usuarios de la silla ON solucionan las tareas del test FAKT II más rápido y mejor que en las pruebas de entrada. Además, la homogeneidad de concentración muestra que el rendimiento de concentración es más uniforme y constante. Incluso en comparación con el grupo de control, los tres parámetros en la prueba final están a un nivel significativamente mayor. El grupo de control no mostró una mejoría constante en la concentración, y el rendimiento se mantiene en un nivel inferior a la media o en la media.

Las posibilidades de libertad de movimientos tridimensionales permiten que el usuario haga más movimientos diversos y naturales en la posición de sentado. La mejora de la capacidad de concentración en el grupo de intervención se puede atribuir al "mayor" movimiento. Esto demuestra que el sentado dinámico tridimensional en la realidad también se practica. Los resultados objetivos del FAKT II se confirman mediante los resultados del análisis de las entrevistas que acompañan el proceso, que, dependiendo de la consulta, se proporcionaron sólo al grupo de intervención o a ambos, tanto al grupo de intervención como al grupo de control.

Comportamiento de la actividad física, los efectos basados en el movimiento y la experiencia del sentado en el contexto de las sillas. Para este propósito se realizaron encuestas en línea durante el estudio para evaluar calificaciones específicas o posibles cambios.


 

Cuadro 4: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos del grupo ON, en momentos específicos de la medición, preguntándoles si hacen ahora un mayor movimiento con la silla ON que antes con una silla de oficina convencional. 

El gráfico muestra poca variación dentro de la curva. Excepto en el valor medio en la sexta semana (3,3) todos los valores se encuentran en una media de 3,6 a 3,9, lo que indica que el grupo está de acuerdo con la tesis.


 

Cuadro 5: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos del grupo ON en momentos específicos a la pregunta de si han descubierto un nuevo movimiento con la silla ON y si se mueven con mayor variedad de movimientos.

 La trayectoria anterior se caracteriza por una ligera pendiente. Los valores medios se mueven entre 3,5 y 4,0. Además, esta tesis está afirmada por la mayoría del grupo. Los siguientes tres proposiciones están dirigidas a las posibles repercusiones de este cambio en elcomportamiento del movimiento. La tasa de aprobación promedio aumenta en la cuarta semana de 3,4 a 4,1.


 

Cuadro 6: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos del grupo ON en momentos específicos de la medición a la pregunta si les beneficia las diversas posibilidades de movimiento con la silla ON. 

Parece que el valor subjetivo del bienestar físico de los participantes del grupo con ON en el transcurso del estudio les hace sentirse cada vez mejor. Al comienzo se valoran los posibles movimientos de forma más neutral con una tendencia positiva al final de la puntuación que está en un nivel muy alto. La evaluación de un mejor rendimiento muestra, al menos, una curva ligeramente creciente


 

Cuadro 7: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos del grupo ON en los puntos específicos de medición a la pregunta de si creen que pueden trabajar mejor con la silla ON. 

De 3,3 en la evaluación inicial, el valor se eleva en la décima semana a 3,7. Cada vez mas usuarios de ON se sienten, en el curso del estudio durante su jornada laboral, mejor soportados por la silla. Esta evaluación positiva se refleja también en la evaluación retrospectiva de los siguientes artículos relacionados con el bienestar físico después de la intervención (n=25).


 

Cuadro 8: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos del grupo ON sobre la pregunta de si su bienestar físico ha mejorado en las últimas once semanas. 

Con un promedio de 3,5, un 58 por ciento están de acuerdo de que ON les ha ayudado a mejorar su bienestar físico en las últimas once semanas. En este contexto, se pidió también tiempo para tomar opiniones en el proceso de acostumbrarse a la mejora de la movilidad con la silla ON (cuatro semanas después del inicio del uso de la silla ON).


 

Cuadro 9: gráfico de la evaluación subjetiva de los sujetos en el grupo ON, con qué rapidez se han acostumbrado al movimiento especial de la silla ON.

 Se muestra de nuevo el porcentaje de respuestas de todos los participantes (n=24). Llama la atención que ningún usuario de ON selecciona como respuesta "después de varias semanas" o "no". Además, el valor más alto en porcentaje (45 por ciento) selecciona como respuesta "después de unas pocas horas". Acostumbrarse a la movilidad de la silla ON "después de un día" es la opción seleccionada por el 32 por ciento de los participantes. Menos de un cuarto de los sujetos dijo, sin embargo, que el hábito les supuso varios días (23 por ciento). Tan importante como la naturalidad del movimiento es la facilidad de uso de la silla. Ambos grupos fueron entrevistados para determinar las posibles diferencias.


 

Cuadro 10: resultados de las encuestas de todos los sujetos del estudio después de las doce semanas a la pregunta de si es posible cambiar el ajuste de su silla de oficina fácilmente. 

El gráfico muestra que sólo el 8,33 por ciento de los usuarios de la silla ON están indecisos, mientras que el 91,67 por ciento está totalmente de acuerdo. En el grupo de control, sin embargo, dos tercios de los participantes evalúan el elemento con un valor de 2 ó 3. Esta es una tendencia fundamentalmente diferente de la puntuación de los elementos dentro de los dos grupos. Los valores medios de ambos grupos se diferencian significativamente (p = 0,043). El grupo de intervención está en el 4,2 (desviación estándar ± 0,7) y el grupo de control en el 3,4 (desviación estándar ± 0,9). Los sujetos en el grupo de intervención mencionan que el ajuste de la silla ON es más sencillo que los sujetos de control en sus sillas de oficina. Por otra parte nos interesa la cuestión ¿cuántas veces cambió el ajuste de la silla después del ajuste inicial?. El siguiente gráfico muestra el análisis del tema "cambio del ajuste de mi silla de oficina":


 

Cuadro 11: resultados de las encuestas de todos los sujetos doce semanas después del comienzo de la intervención, a la pregunta con qué frecuencia cambian los ajustes en su silla de oficina. 

En ambos grupos, la opción de respuesta "nunca" se elige con más frecuencia. Los valores medios de los dos grupos son idénticos (grupo de intervención 4,6 (desviación estándar ± 0,7), el grupo control 4,6 (desviación estándar ± 0,5)), de modo que no se observa ninguna diferencia en la frecuencia de ajuste de la silla entre los grupos de intervención y de control. Una clara mayoría (75 por ciento del grupo de intervención, y un 65 por ciento en el grupo de control) no cambió nunca el ajuste de la silla durante el uso. Además, durante el estudio se investigaron mas aspectos de bienestar en el contexto de las sillas de oficina (funcionalidad, calidad y diseño). Estos aspectos afectan a la percepción de confort junto a un bienestar habitual. Esto se consultó de forma explícita tanto antes como al final del estudio. En las estadísticas de análisis y en la presentación del resultado de partida, "estoy cómodo en mi silla de oficina", sólo se incorporaron los sujetos de los que disponíamos valores tanto al principio como al final de la encuesta [grupo de intervención, n=25; grupo control, n=8].


 

Cuadro 12: resultados de las encuestas de todos los participantes antes del comienzo y al final de la intervención, si se sienten cómodos en su silla de oficina actual. En cada caso, se muestran la media y los errores estándar.

 En los resultados de la encuesta de entrada para el grupo total, una media de 2,95 (desviación estándar ± 1.1) que es equivalente a la de "ni si, ni no". El valor del resultado de la encuesta inicial y final del grupo de control se muestra bastante constante (3,25 (desviación estándar ± 1,1)), de modo que pueda ser asumido por un estancamiento del valor. Sin embargo, en el grupo de intervención, se observó un cambio significativo (p = 0,001). Los participantes evaluarán la silla ON con una media de 4,1 (desviación estándar ± 1,2), significativamente mejor que su silla de oficina anterior. Los sujetos se sienten mucho más cómodos enla silla ON.

 

Resumen

 

Que la implementación de más movimiento en el trabajo sentado de oficina en el grupo de intervención fue un éxito, se muestra sobre todo en las preguntas especificas relacionadas con la silla ON "me muevo más que antes en la silla ON " y "he detectado nuevos movimientos en la silla ON y me muevo con más diversidad de movimientos" (Cuadro 4 y 5). La mayoría de los usuarios ha descubierto la oportunidad de conocer y explotar nuevos movimientos y, obviamente, los ha utilizado intuitivamente.

La mayoría de los usuarios de ON responden que las posibilidades específicas de movimiento le sientan físicamente bien y durante el curso del estudio cada vez mejor (Cuadro 6: "con las diversas posibilidades de movimiento de ON me siento físicamente bien") y que mejoran sus actividades habituales (Cuadro 7: "siento que puedo trabajar mejor con la silla ON "). Además, la mayoría de los sujetos se acostumbraron tanto a la silla ON en el mismo día como al movimiento especial de la silla ON (Cuadro 9) y se sienten siempre, desde el comienzo de cada uno de los nuevos movimientos, en manos seguras. La naturalidad y la sencillez de sentarse está en primer plano. La silla ON prescinde de ajustes complejos y complicados. Los sujetos en el grupo de intervención consideró que los ajustes de ON son mucho más fáciles que los sujetos del grupo de control en sus sillas de oficina habituales (Cuadro 10).

Al mismo tiempo los usuario de ON evaluaron las posibles funciones de ajustes de la ON significativamente mejor que las de sus sillas convencionales anteriores. Que los ajustes de las sillas de oficina, en los dos grupos, casi no se utilizaron durante el estudio de ninguno de ambos grupos (Cuadro 11), destaca el acierto en el concepto de ON, permitiendo que se adapten sin ajustes los cambios de postura y los movimientos en la silla (y demuestra que el argumento frecuente de que teniendo muchos ajustes se obtienen mejores resultados, es totalmente absurdo). El desarrollo constante positivo (durante el estudio) de las clasificaciones del movimiento de la silla ON a través del grupo de intervención y los resultados de ambos grupos mostraron que la hipótesis dirigida a ambos grupos demuestra que el bienestar del grupo de intervención no sólo mejora relativamente, sino también absolutamente. Se confirma significativamente en el resultado de la encuesta del bienestar en la silla de oficina (Cuadro 12)

 

Conclusión

 

Los resultados de investigaciones previas sobre la relación entre la actividad física, el bienestar subjetivo y el rendimiento objetivo se confirman, en este estudio de campo, también para el trabajo de oficina. Aquí, la intervención sólo se extiende únicamente a la utilización de una nueva silla de oficina. Sobre todo los movimientos muy frecuentes y variados de la silla de oficina ON y la Trimension ®, utilizada por primera vez en una silla de oficina que incluso se activa a los más mínimos cambios de peso, tienen un efecto en la salud y en la mejora del rendimiento. El rendimiento de la concentración en los usuarios de la silla ON se ha desarrollado positivamente en consecuencia a los tres parámetros medidos. Se llega a un nivel mucho más alto que el grupo de control con las sillas de oficina convencionales (en este grupo no hubo cambios significativos durante el periodo de estudio).

Un organismo vivo se basa en el principio de estímulo y respuesta. Por lo tanto, el movimiento periódico y una variedad de incentivos de movimientos aumenta en el trabajo de oficina el bienestar y la eficiencia. La cinemática de Trimension ® en la silla ON, obviamente, se utiliza en el trabajo de oficina. Es un gran paso adelante para el sentado dinámico y un componente importante en un concepto de trabajo integral que biológicamente activa el cuerpo y la mente. Como tal, se aplica lo siguiente: el uso de una silla de oficina tridimensional dinámica, que activa los diversos y frecuentes movimientos durante el sentado, merece la pena y es rentable.

La investigación también muestra que la sensación de bienestar y la capacidad de realizar un trabajo se puede incrementar cuando se proporcionan oportunidades adicionales para una mayor actividad física en la oficina. Escritorios o atriles con alturas ajustables, materiales y equipo colocado fuera de su alcance, o salas de reuniones que los asistentes pueden configurar por ellos mismos (por ejemplo, con mesas plegables móviles) son muy buenas maneras de incorporar la actividad física en el trabajo de oficina. No sólo se le da un empujón al cuerpo y al metabolismo, sino también puede producir algunas ideas nuevas y frescas.